Actualidad

Miércoles, 25 Mayo 2016 18:28

Cuidado con el running… ¡que ya no tienes 20!

Con la llegada de la primavera, el aumento de la temperatura y la moda de los maratones, muchos ven en el running el deporte perfecto para ponerse en forma, disfrutar del aire libre y ahorrarse la cuota del gimnasio. A priori, algo que debería ser positivo para el bienestar, tanto físico como mental, causa con frecuencia lesiones musculares si se practica sin las precauciones necesarias, especialmente si llevan unos años si realizar  actividad física y los 20 años quedaron atrás  hace tiempo.

“Detectamos frecuentemente con la llegada del buen tiempo, un incremento de consultas por lesiones musculares, en pacientes entre 30 y 60 años, sobre todo varones. Las regiones más afectadas son la zona lumbar, la zona de los gemelos y musculatura de los muslos (isquiotibiales y aductores)”.  Este tipo de dolencias, explica el Dr. Antonio Alvarado, especialista del servicio de traumatología del Hospital Jerez Puerta del Sur, “surgen de una mala práctica del running, cuando no se tienen en cuenta las pautas de entrenamiento y los condicionamientos propios de cada edad, cuando comienza a practicarse esta actividad por primera vez”.

Frente a estos casos, el facultativo comenta que después de una lesión, el tratamiento se basa “en diseñar una nueva pauta de ejercicios para el paciente, que no conlleve carga o presión sobre la columna, comenzando por estiramientos, Pilates, natación y bicicleta, durante cerca de dos meses antes de reincorporarse al entrenamiento”.

Para poder correr, primero hay que caminar

El Dr. Alvarado aconseja a todos los que estén pensando en hacerse runners “que tengan en cuenta seguir tres sencillas etapas, previo a lanzarse a un entrenamiento más exigente o una primera competición”:

Al principio se debe caminar de manera rápida (3-4 veces a la semana y durante 3 semanas consecutivas), comenzando con 30 minutos y aumentando 10 minutos cada 7 días. La segunda etapa combina carrera y andar rápido, con la misma duración, periodicidad e incremento de tiempo que en la etapa previa. Sólo en la última fase, el cuerpo estará preparado para correr de manera continua. Esta pauta es recomendable en personas que nunca realizaron deporte, o que habiendo estado varios años sin practicarlo, comienzan a partir de los 40-45 años.

Además,  destaca la importancia de “realizar ejercicios de estiramiento siempre, durante 10 minutos, antes y después de practicar deporte, para evitar futuras lesiones”.

Ellos prefieren correr, y ellas jugar al pádel

La mayoría de las dolencias por running, registradas en Hospital Jerez Puerta del Sur, afectan a varones de mediana edad, pero las “mujeres de entre 30 y 40 años también visitan al traumatólogo por lesiones causadas por el comienzo de una actividad deportiva, en especial por el pádel, un deporte muy agresivo para las articulaciones y músculos que puede provocar lesiones en rodillas, gemelos, hombros y codos, mayormente”.

A ellas, el Dr. Alvarado les aconseja “empezar con estiramientos y la ayuda de un monitor que les enseñe las pautas correctas para practicar pádel sin riesgo de lesionarse, durante al menos 3 semanas antes de empezar a jugar y a competir”.

logo